La Administración Abierta de Cataluña conmemora su vigésimo aniversario con un acto en el Parlament de Catalunya

El Parlamento de Cataluña ha acogido el acto de conmemoración del vigésimo aniversario de la Administración Abierta de Cataluña, un celebración que ha contado con las intervenciones de la presidenta del Parlamento, Laura Borràs, el vicepresidente y consejero de Políticas Digitales, Jordi Puigneró, el presidente de Localret, Jaume Oliveras, el ex director de la AOC Joan A. Olivares y la directora gerente de la AOC, Àstrid Desset.

En el acto, al que han asistido unas 200 personas vinculadas a la AOC desde sus inicios hasta la actualidad, han estado representados la mayor parte de los organismos con los que la AOC ha colaborado a lo largo de sus veinte años de vida, desde la Generalidad de Cataluña hasta las Diputaciones, pasando por los consejos comarcales, los ayuntamientos, las empresas y otros entes públicos catalanes.

El acto ha contado con la ponencia del experto en innovación estratégica y presidente de Lead to Change, Xavier Marcet, quien, en su intervención, ha destacado que en la creación de la Administración Abierta de Cataluña “había un sueño: una administración más eficiente, con menos burocracia y con unos ciudadanos más apoderados con nuevas herramientas”. En estos 20 años, Marcet asegura que el papel que ha jugado la AOC “ha sido fantástico, ya que ha ayudado en muchos procesos, ha dado pasos adelante muy importantes y ha dejado un legado, aunque debe continuar por muchos años.

Por Marcet, “ahora estamos en otra etapa: toca gestionar las tecnologías de los datos y eso va a costar mucho porque ordenar y pulir los datos es algo pesado y muchas veces casi artesanal”. Sin embargo, ante este reto “hay proyectos ilusionantes en el país y tenemos herramientas extraordinarias, como el Barcelona Supercomputing Centre, para seguir luchando por el sueño”, subraya.

Por último, Marcet ha dado la fórmula para seguir trabajando: “Los grandes proyectos necesitan gran ambición y también gran humildad.

La presidenta del Parlamento, Laura Borràs, ha expresado la necesidad de convertirse en “digitales y no sólo digitalizar, ya que no es suficiente con poner los recursos, debemos utilizar la tecnología al servicio de la ciudadanía para que sea útil”. Borràs ha finalizado su intervención afirmando que la historia de la AOC “es de éxito, de vocación de servicio en el país y de unanimidades que nos permiten dibujar el país que queremos.

El vicepresidente y consejero de Políticas Digitales, Jordi Puigneró ha hablado de reflejarse en el caso de Estonia, donde la “digitalización ha apoderado a los ciudadanos”. Para el conseller, es necesario plantear el futuro y saber cómo debe ser la AOC del s. XXI. Según Puigneró, “tenemos claro que no debe ser la administración del siglo XX en formato digital, es necesario cambiar la cultura y mejorar los procesos”, y es que “el futuro será digital o no será.

El presidente de Localret, Jaume Oliveras ha remarcado que “sin los tecnólogos no hubiéramos podido echar el país y los municipios adelante. El reto de futuro es ahorrar tiempo para mejorar las políticas públicas”. Además, ha destacado que “la transformación digital es un proceso que no tiene freno y en el que todas las administraciones debemos implicarnos porque la sociedad a la que servimos ya es digital. Éste es nuestro compromiso insoslayable y el acto que hoy celebramos, la muestra más palpable”.

El ex director de la AOC Joan A. Olivares ha puesto especial énfasis en el ADN AOC, caracterizado principalmente por “el tesón de no desistir y picar piedra”. Para Olivares, esto fue esencial sobre todo en los primeros tiempos, y es que “el día que el consorcio no tenga que picar piedra querrá decir que ya no hace su función de innovación y mejora y gestión del cambio en el sistema”. El ex director de la AOC ha sentenciado que “el Consorcio no es una institución estructural del sistema. Es un agente instrumental, pero es una estructura de país que trabaja con y para las administraciones y que debe excelir en sus prestaciones. En muchos casos es un interruptor general del sistema.

La directora de la AOC, Àstrid Desset, ha hecho un repaso donde estábamos hace 20 años, hacia dónde vamos y el impulso para la administración digital que supuso la crisis de la COVID-19. Según Desset, “la COVID-19 nos hizo espabilar y los servicios de la AOC se dispararon”. En la actualidad, “tenemos 3 líneas muy marcadas: impulsar la identidad digital, impulsar interoperabilidad y facilitar la transformación digital de las administraciones públicas.

En cuanto a los datos, Àstrid Desset ha detallado que hoy en día “el 76% de los trámites son electrónicos y esto genera un ahorro de 700 M de euros al año”. Por la directora gerente de la AOC, está claro que “todavía nos queda camino por recorrer, pero un estudio comparativo demuestra que estamos por encima del resto de los ayuntamientos del Estado, que estamos un 48% mejor en cumplimiento de la ley de transparencia y un 236% por encima en interoperabilidad”. Además, el 99,9% de los ayuntamientos garantizan ya poder identificarse digitalmente.

En cuanto a los retos de futuro, “queremos alcanzar la excelencia respecto a los servicios: mejorar las plataformas, reforzar el territorio con la interoperabilidad y ordenar los sistemas de identificación digital para trabajar desde el móvil y hacer la vida más fácil a la ciudadanía”, ha explicado.

En el acto se ha hecho una inmersión en el espacio AOC virtual creado dentro del CatVers, el metaverso catalán desarrollado por el Centro Blockchain de Cataluña (CBCat), de la Cámara de Comercio de Barcelona.

El acto se ha podido seguir en directo a través del canal Parlamento y puede recuperar el vídeo entero del acto en el canal Youtube de la AOC. También están disponibles las fotografías de la celebración en el canal de Flickr de la AOC.

X